El Bombero Voluntario dentro de la Institución

logo completo png

El Bombero Voluntario principia por honrar a las instalaciones tal cual si fuese su propio lugar, y se conduce dentro de ella con respeto hacia los demás y siempre con una disposición definida para prestar los servicios a que está obligado.  El Bombero Voluntario está seguro de que a cada paso conjuga los conceptos; respetar, servir, cooperar, pues no otra es su función dentro de la Institución.  Respeta no sólo al superior jerárquico sino al igual como de inferior gradación.

Dentro de una actitud respetuosa, y se mantiene en una relación de mutuo entendimiento y fraternidad que contribuye a mantener un clima de mutua comprensión y de alegría dentro del círculo en el que se mueve.

Servir debe entenderse como la actitud de ser siempre diligente para cumplir las órdenes que se le imparten y aún hacer todo aquello que sin constituir una orden represente volcarse a favor de los demás para un beneficio  común o para beneficio de terceras personas.

Cooperar es tanto como servir, con la diferencia que la cooperación debe ser un acto que emane del propio albedrío del Bombero Voluntario para no quedar marginado del hacer de los demás.

bomberos ante la sociedad